miércoles, enero 30, 2013

Pues XBlade sí que se ha terminado.

Me he quedado con cara de tonto. En la última página de Xblade pone claramente CONTINUARA, por lo que he supuesto que era una serie abierta y habría un tomo 13… pero no. Resulta que este número 12 es el último. ¿Pero cómo es posible si se ha quedado todo a medias? Pues fácil, resulta que el autor se ha sacado una continuación llamada XBlade Cross, pero que continúa la historia justo donde se termina este XBlade. Y esto me mosquea bastante. ¿A quién quiere vender la moto? ¡Es exactamente la misma serie!
Otra cosa que me mosquea bastante es que XBlade en realidad es la secuela de un manga anterior de este mismo autor, Ida Tatsuhiko. Y eso explica esa sensación de estar perdido totalmente y no enterarme de nada. Y me mosquea porque por lo visto este manga anterior no ha sido publicado en España. Si me lo hubiera leído a lo mejor pillaba cuales eran las causas de tanta pelea con espada metamórfica. La próxima vez me informaré mejor antes de pillarme cualquier serie.

domingo, enero 27, 2013

Que se acabe ya: XBlade.

Estoy recortando gastos en tebeos y me estoy replanteando que colecciones me merecen la pena de verdad continuar y a cuales pegarles el tajo. Y una serie ya se ha ganado todas las papeletas para que la mande al cuerno.

Japón después del desastre. No es una serie post-apocalíptica, pero está implícito que el protagonista ha sobrevivido a algún tipo de armagedón. El prota es el típico adolescente de las series shonen. Estudiante y adepto al kendo. Y de repente y sin venir a cuento todo se complica porque en su vida se entrometen samuráis urbanos. Algo en plan Los Inmortales con su “solo puede quedar uno”. Luchas callejeras con katanas. Pero resulta que no son katanas normales y corrientes, no… son las llamadas “espadas metamórficas”. Unas espadas mágicas que tienen personalidad y alma. ¡Porque son chicas! ¡En esta serie tu chica es tu espada y tu espada es tu chica! Y encima añadamos monstruos y magia. ¿Un coctel ganador? Pues no.

Verán, esta serie lleva ya 12 tomos y yo sigo sin verle el sentido o propósito a la trama. Vale, que sí, que tenemos peleas muy chulas a espada. Y el prota tiene una espada metamórfica. Y pasan cosas muy raras… pero es que no termino de verle sentido a la historia. ¿Cuántos bandos hay realmente? ¿Cuántas espadas metamórficas hay? ¿Y Por qué pelean? ¿Y para qué pelean? ¿Qué propósito tiene tanta lucha? Y reconozco que al final todo este asunto de transformar a las mujeres en armas me chirria cada vez más. ¡Esto sí que es tratar a las mujeres como si fueran objetos! Si eliminásemos de la ecuación las espadas metamórficas, XBlade se queda en otro manga más del montón. Llevamos 12 tomos publicados de la serie y me sobran 10. Y cada vez que sale un tomo nuevo no puedo evitar pensar: ¿Pero cuándo se acaba esto? Sumémosle que los personajes carecen de carisma o atractivo y ya tengo mi serie que no pasa el corte. Bye, bye Xblade, te leía por matar el tiempo, pero ya no me merece la pena malgastar mi dinero en ti.

Vamos, que la serie me ha pasado de molante a indiferente. 8 euritos que me pienso ahorrar a partir de ahora.

sábado, enero 26, 2013

Recortando gastos.

Este mes he realizado un simple y sencillo ejercicio contable que reconozco que nunca había acometido hasta la fecha. En vez de tirar a la basura los tickets de las compras de este mes de manga y comics, los he ido guardando todos para calcular lo que me gasto mensualmente en tebeos y hacerme una idea solida de la pasta que me estoy fundiendo en algo que solo es un hobby...

Comic.
  1. Los Vengadores vs. La Patrulla X 4----------3.50€
  2. VvX 4---------------------------------------1.95€
  3. X-Men 22------------------------------------3.25€
  4. X-Men Legado 85-----------------------------3.25€
  5. Lobezno y la Patrulla X 8-------------------3.25€
  6. La Imposible Patrulla X 8-------------------3.25€
  7. Astonishing X-Men 34------------------------2.90€
  8. Lobezno y la Patrulla X Alfa y Omega--------9.25€
  9. Nuevos Mutantes 5--------------------------13.95€
  10. Academia Vengadores 5----------------------11.25€
Manga.
  1. Rin-Ne 9-----------------------------------7.95€
  2. Hakaiju 5------------------------------------8.00€
  3. Ikkitousen 20--------------------------------8.50€
  4. Ranma ½ Integral 7-------------------------10.00€
  5. Bakuman 15---------------------------------7.50€
  6. Ataque a los Titanes 3------------------------8.00€
  7. Puella Magi Madoka Magica 3---------------6.50€
  8. To Love Ru 15-------------------------------8.00€
  9. Xblade 12------------------------------------8.00€
TOTAL------------------------------------128.25€

¡128.25 Euros en un solo mes! Parece mentira, pero a ese ritmo son unos 1.500 euros al año y no está la situación actual como para columpiarse. Que uno no sabe lo que puede pasar mañana con lo mal que está el país. También es cierto que este ha sido mi gasto total en ocio de este mes: ya ni salgo de juerga, ni me voy de restaurantes, ni compro videojuegos, ni compro pelis en DVD, y ya apenas voy al cine. ¿130 cucas en tebeos es demasiado? Por una única endodoncia 200 euros ya te los sopla cualquier odontólogo. Y yo prefiero gastarme el dinero en comics antes que en endodoncias. Pero bien mirado esa forma de pensar es una chorrada y no tiene sentido. Nadie va todos los meses al odontólogo. Y mucho menos por ocio. Y si al final ocurre y te duelen las muelas, ese dinero te lo vas a tener que gastar sí o sí. Pongo la endodoncia como un ejemplo hipotético de gasto de emergencia, no es que me pase nada en las muelas, pero es un claro ejemplo de imprevisto no planeado que te descoloca completamente la contabilidad del mes. O ponte que le tienes que cambiar las cuatro ruedas al coche, o que se yo…

Vamos, que yo ahora mismo no tengo problemas financieros de ninguna clase, no tengo deudas y tengo ahorros más que suficientes para ir tirando, pero es que el futuro está muy incierto como para ir gastando el dinero tan a tontas y a locas… a saber lo que te puede pasar mañana, el mes que viene o el año que viene. Que pintan bastos y cada mes las cosas parecen ir a peor en este país en vez de mejorar. ¡Qué nunca se sabe!

En fin, que me tengo que plantear seriamente lo de recortar en tebeos. El mes que viene me pienso ajustar el presupuesto y gastarme menos de la mitad. Unos 50 euros. ¡Y nada de tirar de tarjeta de crédito! (a ver si es verdad y lo cumplo).

Esto significa que me toca abandonar colecciones a medias. ¿Pero cuáles? Reconozco que yo soy de los coleccionistas maniáticos y me chafa bastante dejar colecciones empezadas tiradas a la mitad…

Por cierto, que los de las editoriales son muy listos. En vez de sacarte todas las novedades de golpe y porrazo, las van espaciando en el tiempo, de tal manera que una semana te compras una cosilla, otra semana otra, en otra quincena te pillas un par de tomos… y poquito a poquito se te suma un dineral sin darte cuenta. Y si encima eres de los que van tirando alegremente de tarjeta sin pensártelo dos veces… pues eso. Que algún día tengo que hacer contabilidad en serio y auditar e inventariar mi colección de frikadas, que igual me daba un patatús.

Si lo sacaran todo de golpe al principio del mes seguro que la gente se lo pensaría muchísimo más. ¡Y al final de mes ya ni te cuento! ¡Cómo joroba cuando en Octubre te sueltan a cascoporro todas las novedades del salón del manga un día 29! ¿Es qué nadie se ha planteado seriamente que sería buena idea el cambiar ese salón de fechas?

viernes, enero 25, 2013

X-Women.

Por lo visto uno de los grandes noticiones de Marvel Now es que harán una serie de X-Men protagonizada exclusivamente por féminas mutantes y que curiosamente no se titulará All New, All Different, All X-Women, como sería lo lógico...



Y en gutters han hecho este chiste…

click para agrandar.

Y yo me he reído. Me he reído mucho, mucho.

jueves, enero 24, 2013

Frikis de palo, frikis de pegote.

Hoy me he currado esta lista de pelis frikis de los 90 que apestaban por una muy buena razón (y no es por el sadomasoquismo). Resulta que cada vez más me encuentro en blogs y weblogs entradas tituladas: “pelis de superhéroes desconocidas” o “pelis de superhéroes que nadie ha visto” y yo voy y pico, por curiosidad, a ver si me hablan como Viruete de un Superman turco o de un Batman malayo. Pero no… van los tipos y sueltan en las listas de superhéroes desconocidos a pelis como Rocketeer, Spawn o the Shadow. Esta para mi es la prueba del algodón del frikismo. Si sueltan que en su día nadie se fue al cine a ver Barb Wire es que me demuestran que son unos frikis de pegote, que no tienen ni puta idea y que se acaban de subir al carro ayer, atraídos por la gran ola de pelis de superhéroes recientes… son unos falsarios.

Señores, los superhéroes no se inventaron ayer. En los 70 ya se adaptaban los supers al cine. Y en los 90 se hicieron muchas películas basadas en superhéroes, comics y videojuegos. Pero que muchas. Que sí, que eran muy malas y muy apestosas, que eso no lo discute nadie, pero lo que no se puede decir es que sean pelis desconocidas o que fueran fracasos de taquilla. La gente entraba en manadas a los cines para ver a los Power Rangers. Y algunas de estas adaptaciones frikis tuvieron secuela, como el caso de The Crow o Mortal Kombat, y os recuerdo que tuvimos dos veces a Batman con batipezones de goma. Por algo sería.

Y sí, para mi vergüenza debo admitir que los cines estaban llenos con el Steel protagonizado por el impresentable de Shaq Fu.

En mi defensa puedo argumentar que no poseo en mi colección de DVD ninguno de estos títulos de películas frikis apestosas de los 90.

Bueno… miento… sí que tengo en mi colección el DVD de Barb Wire. Pero es que pechotes son pechotes.

Pelis frikis de los 90 que apestaban.

Double Dragon 0%

Mortal Kombat: Annihilation 6%

Wing Commander 11%

Captain America 11%

Steel 12%

Batman & Robin 12%

Super Mario Bros 13%

Street Fighter 13%

The Avengers 16%

Judge Dredd 18%

Spawn 19%

Godzilla 26%

Kull the Conqueror 26%

Barb wire 29%

Mortal Kombat 34%

The Shadow 34%

Batman Forever 41%

Tank Girl 42%

The Phantom 43%

Mighty Morphin Power Rangers the Movie 48%

Bonus Track:

Spice World 29%

Spice World no es friki pero se merece ser mencionada al menos como epitome del anti-frikismo.

Yo sigo diciendo que ser friki en los 90 apestaba.

miércoles, enero 23, 2013

Trailer español de Pacific Rim.

Ayer mismo me quejaba de que en Hollywood ya no se hacen pelis de ciencia-ficción molantes…

¿Saben qué? Olvídenlo.



Gracias Guillermo del Toro, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias.

martes, enero 22, 2013

Cyberpunk 2077 teaser trailer.

Esto no es el teaser de una película. Es el teaser tráiler de un videojuego de rol y mola millones.


¿Cómo es posible que un miserable teaser que no llega a los 3 minutos mole mil millones de veces más que las películas de ciencia ficción que se hacen últimamente en Hollywood? ¿Cómo?

sábado, enero 19, 2013

A Alan Moore se le pira la pinza.

Al señor Alan Moore le importa tres cominos si el medio del comic es popular o no. Y le importa bien poco la comercialidad final de sus productos. Él va a la suya y le importa bien poco el qué dirán. Supongo que se lo puede permitir, siendo como es una leyenda del mundillo del comic. Escribe lo que le sale de las pelotas y encima se lo publican. Es lo que tiene ser un genio, supongo. El problema es que el señor Alan Moore ha pasado en menos de una década de genio excéntrico a viejo chiflado lamentable. La prueba la tenemos en The League of Extraordinary Gentlemen Century: 2009. Harry Potter es el anticristo y Mary Poppins el mesías que viene a salvar el mundo del apocalipsis. ¡La madre que lo parió! Por favor, que alguien le diga al señor Alan Moore que se retire, que se jubile que ya le toca. Que deje de hacer el ridículo. O por lo menos, que si piensa seguir guionizando comics, que alguien le diga que deje de salpimentarse las barbas con peyote o lo que sea que se está tomando y que le está pudriendo el cerebro…

Es triste ver a una leyenda del comic haciendo el esperpento más espantoso y el ridículo más lamentable.

viernes, enero 18, 2013

Adaptaciones televisivas de personajes de comic.

Una de las teorías que he estado barajando estos días con el plomizo tema este de la normalización es que en realidad la normalización de los tebeos no vendrá del cine y que nos llegará a través de adaptaciones televisivas en imagen real de las series de comic… a Robert Kirckman le ha funcionado estupendamente con Walking Dead por lo que es de suponer que otros comics con adaptación televisiva deberían funcionar también. ¿Verdad? Pues no.

Le he estado dando bastantes vueltas en mi cabeza al asunto y saben… creo que ni por esas. La televisión no normalizará nada. Ya se han hecho varias series de televisión basadas en personajes de comic y la gran mayoría han resultado ser un fiasco. Un repasito a algunas de ellas.

Blade the series.


Blade es el cazavampiros Marvel por antonomasia. Nació en 1973 como personaje secundario en el número 10 de La Tumba de Drácula. En los años 90 Blade fue adaptado al cine y fue uno de los primeros superhéroes Marvel en ver sus aventuras reflejadas en la gran pantalla… o por lo menos uno de los primeros en ver una adaptación medianamente decente, que podemos dar ejemplos de superhéroes Marvel en el cine de los 80, pero casi que mejor que no y nos olvidamos de ellos. Tras una trilogía cinematográfica de éxito más que aceptable, fue adaptado el personaje a serie de televisión, esperando un éxito similar de audiencia teniendo en cuenta que los vampiros estaban de moda. ¿Qué pasó? Que fue un fiasco total. No pasó de la primera temporada de 12 episodios.

Conan the Adventurer.


Conan no nació en los comics, pero perfectamente podemos considerarlo un personaje de comic más, pues Marvel lo convirtió en protagonista de varias series de comic durante unas cuantas décadas: Conan el Bárbaro, La Espada Salvaje de Conan, Conan Rey, etc. Y aunque Marvel ya no tiene los derechos del personaje en la actualidad, Conan sigue protagonizando viñetas gracias a Dark Horse. Conan tuvo su adaptación cinematográfica en los 80, con dos películas protagonizadas por nuestro governator favorito. Y en los 90 tuvo una lamentable adaptación en dibujos animados con opening heavy metal. Y en los 90 también tuvo una adaptación a serie de televisión en imagen real que parecía una mala copia de Hércules y Xena. ¿Veredicto? Fracaso. Una sola temporada de 22 episodios que nadie recuerda.

Ninja Turtles: Next Mutation.


Esto me resulta ya un poco cansino por lo que paso a modo telegráfico. Serie de comic independiente de Eastman y Laird. Adaptación a serie de dibujos animados. Trilogía en cine. Mogollón de videojuegos. Todos con un gran éxito y aceptación del público. Serie de televisión en imagen real en los 90. Quinta tortuga ninja. Fracaso absoluto. Una sola temporada de 26 episodios y el rechazo más absoluto por parte de los fans.

Generation X.


Piloto de televisión que pretendía adaptar las aventuras de la nueva generación de mutantes noventeros Marvel. La cosa no cuajó y se quedó en tv film que nadie ha visto.

Nick Fury: Agent of Shield.

Otro telefilme basado en un personaje Marvel que pasó sin pena ni gloria por la pantalla catódica. Este filme no lo recuerda nadie, excepto frikis que quieren chotearse a costa de David Hasselhoff.

Dicen que Josh Wheddon tiene planes de hacer una serie de televisión spin-off de los Vengadores. La serie de televisión se centraría en las aventuras de los agentes de SHIELD en el mundo Marvel cinematográfico. ¿Será esta vez la buena? ¿Llegará por fin la normalización al mundo del comic gracias a la televisión? Permítanme dudarlo. Lo repito las veces que haga falta. La gente que ve la televisión no lee comics. No lee libros. Por no leer no se leen ni las recetas de cocina. Los teleadictos son teleborregos. ¿Una prueba? Existe una serie de televisión basada en un superhéroe del comic que sí que podemos calificar de éxito rotundo e indiscutible. Esa serie se llama Smallville, que nos narra las aventuras de un joven Superman que muy lentamente va descubriendo lo que significa tener superpoderes y ser un héroe. Smallville tuvo 10 temporadas en antena. ¿Sacó realmente algún beneficio DC de todo aquello? Me refiero a aumentos de ventas, mayor número de lectores y todo eso... pues ya les digo que la respuesta es no. Es más, la sensación es que ahora la editorial DC ha perdido el norte y vaga sin rumbo. No lo digo yo, lo dice Pedro Angosto.

La DC que nadie lee.
¡¡Llega el festival del humor DC!!

Me quedo con la frase "DC con los niveles de venta de una independiente de medio pelo". ¡Y eso que se supone que ahora tienen otra serie de televisión en el candelero basada en Green Arrow!

jueves, enero 17, 2013

La normalización en la Band Desinée.


París. Siempre nos quedará París. Se supone que la normalización se sustenta en la creencia de que las adaptaciones cinematográficas de comics o tebeos atraerían mayor número de lectores a las historietas y esto haría que los tebeos terminasen por ser popularmente aceptados entre el gran público. 2011 fue el año de la adaptación cinematográfica de las Aventuras de Tintín. Y el director no era un cualquiera. ¡Steven Spielberg era el director nada más y nada menos! Eso tendría que haber despertado una tintinomanía, del mismo modo que la adaptación de Batman por parte de Tim Burton despertó una Batmanía a finales de los 80.

¿Qué ha pasado?

No puedo evitar preguntarme algo que ya he planteado antes en el blog… ¿Ves a la gente leer tebeos de Tintín en los vagones del metro? ¿Entras en una cafetería y toda la gente está leyendo tebeos de Tintín? ¿La gente lee Tintín en los campus universitarios? La respuesta es no, no y no. ¿Dónde está la normalización que no la veo? Normalización entendida desde la perspectiva de Álvaro Pons. Que yo ya he dejado bien claro que desde mi punto de vista la normalización en realidad es otra cosa. Que merchandising derivado de la película de Tintín fijo que se tuvo que vender a puñaos…

¿Y en Francia van mejor las cosas en el mundillo del tebeo? ¿Mejor que en el resto del mundo? He estado buscando cifras de ventas, pero de nuevo yo no las encuentro por ninguna parte. Como en el caso español. O yo soy muy zote o están bien escondidas. Así que me voy a tener que fiar de los datos de la Wikipedia, aunque todo el mundo sepa que la Wikipedia no es de fiar.

Resulta que en Francia, país chovinista y de exaltación del consumo patrio, la Band Desinée tiene unas tiradas de álbumes de unas 12.000 unidades. 12.000 unidades en un país de 65 millones de habitantes. 65 millones de posibles lectores. Si casi la mitad de la población de Francia leyese tebeos las tiradas serían de 30 millones de álbumes. Pero no. Resulta que son 12.000 unidades. Y en este caso estamos hablando de tiradas anuales, que en Francia los autores sacan un álbum al año y gracias. Mientras que en el caso yanqui estábamos hablando de tiradas mensuales. ¡Y tengo que escuchar que el futuro de los tebeos es apasionante! Pfffffffff.

Creo que alguien dijo una vez que la industria de la música no se podía sustentar solo con los melómanos. Y que la industria de los comics no se podía sustentar solo con los coleccionistas. ¿Quién lo dijo? ¡Sí! Álvaro Pons.

Repito: ¿dónde está la normalización que no la veo?

miércoles, enero 16, 2013

Nunca fuimos cool.

En los años 60 los hippies eran los abanderados de la contracultura. Luchaban contra el conformismo y la burguesía alienante. Eran los antisistema de su época, denunciando los abusos del capital y la empresa. Eran los defensores del individualismo, la libertad, la imaginación y la vitalidad. ¿Y qué pasó con ellos? Fueron asimilados por el sistema. Su ideario fue ignorado y ninguneado, mientras sus iconos contraculturales pasaban a formar parte del sistema capitalista. Ahora la cara del Che Guevara está estampada en las camisetas de niños bien, mientras que el símbolo hippie de la paz es una joya en colgantes de niñas pijas. Los hippies pasaron de fumar porros a ser usados por la industria publicitaria para anunciar Pepsi y Coca-Cola. Y la malvada industria se apropió de sus formas y apariencias. El mejor ejemplo es Apple. Los de Apple siempre se han vendido como “alternativos” o “diferentes”. Su lema era la proclama hippie “Think different”, pero ahora todos sabemos que Apple y Microsoft la misma mierda son.

Una vez los hippies fueron asimilados y normalizados se volvieron inofensivos e insignificantes, hasta el punto de desaparecer por completo. Es por eso que yo odio tanto la tan fabulosa normalización. Nos han vendido la moto de que normalizándonos todo sería mejor, cuando sería justamente lo contrario. La normalización sería el principio del fin del frikismo. Está claro que los frikis no pueden compararse con los hippies, pues no existe un ideario friki, o una ideología asociada al frikismo, e incluso alguno dirá que en realidad lo friki está vacío de mensaje, pero al menos seguía siendo un pequeño reducto de imaginación frente a las fuerzas opresoras del capitalismo y el mercado que quiere cuadricular la mente de sus consumidores. Ser friki te hacia un poquito diferente y un poquito especial. Ahora ya ni eso. Los frikis serán asimilados y se convertirán en otra pieza más de la cadena de montaje de la industria capitalista, consumista y gris.


¡Normálizate puto friki! ¡Viste traje y corbata gris! ¡Sí tú! ¡Te señalo a ti!

¿A nadie más que a mi le aberraba ver a Snoopy anunciando seguros para el coche? Imaginad lo que nos depara el futuro: Spider-man te anuncia la nueva hipoteca Vengadores y La Masa te recomienda un seguro del hogar anti-hulks, por si acaso. El mensaje es claro: endéudate, consume, sé una pieza más de la sociedad. Normalízate. Deja que los ultracuerpos te asimilen. Conviértete en un zombi sin criterio delante del televisor y deja que otros decidan por ti, que te digan que tienes que comprar, que tienes que vestir, que tienes que pensar y que tienes que votar…y sobre todo no leas.

La normalización apesta. Cagate en Spider-man con los pañales Marvel.
Normalización es asimilación. Normalización es domesticación. Parece que esta sociedad en la que vivimos te permite ser rebelde y diferente mientras seas joven. El individualismo es cosa de adolescentes. Pero pasada cierta edad tienes que asimilarte a la sociedad. Y si no puedes asimilarte, la sociedad lo hará por ti absorbiendo tus iconos y preferencias. Les pasó a los hippies en los 60 y les pasó a los punkis en los 80, ahora el símbolo de la anarkia solo sirve para vender posters, camisetas y chapas. Y ahora le toca a los frikis. En realidad no se puede pensar diferente. La sociedad ya se encarga de eso.

Cthulhu antes de la normalización:
Viscoso, terrorífico y nauseabundo.
Cthulhu después de la normalización:
Inofensivo e insignificante.
Y lo que más odio de todo es cuando algún memo me suelta: “lo friki está de moda”. Odio especialmente esa frase. La moda es pasajera. Lo que está de moda hoy pasará de moda mañana. La moda no es más que un invento de los grandes almacenes para que un puñado de tontitas sin criterio se vean obligadas a cambiar por completo su fondo de armario cada temporada. Gastándose un pastizal en el proceso, claro… la rueda del consumo gira y gira.

Yo no quiero que los superhéroes estén de moda. Yo quiero que los superhéroes sean ajenos a modas pasajeras y que sean algo intemporal. Y lo mismo para la ciencia-ficción o la fantasía heroica.

Los frikis nunca estuvimos de moda. Los nerds nunca fuimos cool. Y lo geek no es sexy y nunca lo será.
Geek is the new cool. ¡MENTIRA!

¡MENTIRA! ¡PUTAS MENTIRAS!

Frank Cho también piensa que esto se acaba.

Veo que yo no soy el único que piensa que esto de la normalización es un gran timo.


It’s very frustrating to see various studios and actors on hand to promote their latest movies and TV shows. I would understand if these shows were comics-related or comics-friendly (Battlestar Galactica, Buffy the Vampire Slayer, etc) but many weren’t. For example, Will Ferrell made an unannounced appearance to promote his election movie comedy and many TV networks were on hand to showcase their fall TV line-up. At this point, San Diego Comic-Con shouldn’t call itself “Comic-Con” since comics were nowhere to be seen.

Mi inglés es bastante chapucero. Por lo que mi traducción al español igual no es correcta del todo. Pero en lo básico se entiende el mensaje:

“Es muy frustrante ver a varios estudios y actores dispuestos a promocionar sus últimos estrenos cinematográficos y de televisión. Lo entendería si esos shows estuviesen relacionados con el comic o tuviesen algo que ver con comics (Battlestar Galactica, Buffy The Vampire Slayer, etc) pero la mayoría no tenían nada que ver. Por ejemplo, Will Ferrell hizo una aparición anunciada para promocionar su última comedia sobre política y elecciones. Y la gran mayoría de cadenas de televisión estaban disponibles solo para anunciar su programación. En este momento, la San Diego Comic-con ya no debería llamarse “Comic-con” puesto que los comics ya no se ven por ninguna parte.”

Repito. Mi inglés es de batalla por lo que igual la traducción no es exacta al ciento por ciento. Pero creo que es fiel al mensaje y que el mensaje clave está bien clarito. Frank Cho, ilustrador, autor de tiras cómicas y dibujante de comics para la Marvel piensa que la tan famosa Comic-con ya no tiene ningún sentido. Es una convención de comics en la que ya no se habla de comics. ¿Por qué? Pues porque en el país del comic ya nadie lee comics. Y eso lo dice todo…

¿Para qué sirve la Comic-con? Para hablar de cine y televisión. Y para que estrellitas del show-business se puedan dar un baño de multitudes hablando de cosas que no tienen absolutamente nada que ver con el mundo del comic. Y para que los creepers puedan sacarle fotos a las tetas y los culos de las posers, claro...

martes, enero 15, 2013

La mediocridad de la normalización.


No hay peor fracaso que el de quien renuncia al éxito. En Marvel se están dando palmaditas en la espalda por las fabulosas ventas del Amazing Spider-Man 700. Sin darse cuenta de que esto es pan para hoy y hambre para mañana. Han tenido que recurrir a la triquiñuela de matar a Peter Parker para subir las ventas a 250.000 unidades. ¿A qué triquiñuela tendrán que recurrir cuando Superior Spider-Man vuelva a las cifras de ventas normales de 50.000 unidades al mes?

Supuestamente la normalización iba a ser la bomba para el mundo de la historieta. Pero yo veo que la bomba ha sido una carga de profundidad que nos lleva a pique.

Los Vengadores ha sido una de las películas más taquilleras del 2012. Con datos como que ha sido la película que más ha recaudado en un fin de semana de estreno en los EEUU. Miles de millones de dólares suponen millones de personas en los cines. Y supuestamente el mantra de la normalización nos decía que toda esa gente luego acudiría a los comics para conocer más historias de esos personajes. ¿Cuánto venden Hulk, Thor, El Capitán America o Iron Man en estos momentos? Pues volvemos a las cifras de 50.000 ejemplares. Entre 50.000 y 60.000 ejemplares de esos comics al mes. Cifras parejas a las de Spider-Man antes de toda esta boutade con Dan Slott. Lo que me hace pensar que existe un reducto duro de frikis que se compran todo lo que salga de Marvel, pero que ese reducto son frikis lectores de los de toda la vida. Vamos, que no hay lectores nuevos a pesar de la maravillosa normalización de la película de los Vengadores.

La gente se fue al cine, se comió sus palomitas, disfrutó de la película y luego si te he visto no me acuerdo. A esperar Vengadores 2.

Resulta que el cine no ha normalizado nada de nada.

La normalización del mundo del comic tendría que llegar a través de la pequeña pantalla. No de la grande. Series de imagen real de Marvel. A los de Image les ha funcionado con The Walking Dead… aunque yo sigo diciendo que 380.000 comics siguen siendo cantidades irrisorias en el país donde hay gente que hasta colecciona neveras viejas con el logotipo de la Pepsi. El país donde se compra y se colecciona absolutamente de todo relacionado con la cultura pop.

Aunque existe otro tipo de “normalización” que me da a mi que sí que sería la definitiva. La “mediocrización”. La normalidad es mediocre. Ya he puesto con anterioridad el ejemplo nefasto de que Honey Boo Boo tenga su propio comic. Otros comics “mediocrizadores” podrían ser los comics basados en Kim Kardashian o los guidos de Jersey Shore. ¿La gente compraría comics para poder verle las tetas a Jwow en una viñeta? Pues ni por esas… por la simple razón de que la gente mediocre NO LEE. Los televidentes son teleadictos. Hasta leer un comic les supone un esfuerzo.

Y no me vengan los gafapastas con la pamplina de que lo que ocurre en realidad es que se lee menos comic, pero se lee mucha más novela gráfica porque el lector de comic se ha hecho adulto y requiere lecturas más serias. He estado comprobando las cifras de ventas de esas supuestas maravillas para intelectuales que son las novelas gráficas y eso sí que es de chiste. Pero de chiste macabro. 2.000 ejemplares vendidos en un país de 300 millones. 300 millones de ceporros. Los fabulosos tiempos de la normalización son en realidad los tiempos de la mediocridad rampante.

lunes, enero 14, 2013

El Mundillo se acaba.

Sí, ya sé que esta odiosa frase es un chiste recurrente en blogs de tebeos, y que ya no significa nada a base de forzar la gracia: “¡El mundillo se acaba! ¡El mundillo se acaba!”, es como lo del cuento aquel de Pedro y el Lobo, pero es que esta vez tengo la sensación de que el lobo ya está aquí. Me explico…

Ya están disponibles las cifras de ventas del Amazing Spider-Man 700 y me parecen desastrosas: 250.000 unidades. Y lo peor de todo es que lo están celebrando como un gran triunfo o algo así. Continúan con la cantinela de que 2012 ha sido de lo mejorcito para el mundo de la viñeta.

Recapitulemos:

The Walking Dead 100 ha vendido este año 380.000 unidades. Un tebeo de Image vende más que Spider-Man, el personaje estrella de la Marvel.

Este cómic era el último número de Amazing Spider-man, eso debería significar algo para los coleccionistas.

En este número se moría Spider-Man y la noticia ha salido en los telediarios de yanquilandia. Y el tema se ha tuiteado por las redes sociales y toda la mandanga. Toda esa publicidad gratis tendría que haber supuesto algo.

La muerte de Spider-Man no ha logrado superar ni de lejos el medio millón de ejemplares que vendió ese otro número de Spider-Man en el que salía el careto de Obama en la portada.

Cuando se murió Superman en los años 90 se montó un cirio de cuidado, en 2012 se ha muerto Spider-Man y la sensación general es: “¡Y a mí qué!”

Se supone que Spider-Man debería estar en el apogeo de su éxito y popularidad gracias a las películas de Hollywood.

¿Por qué celebran la venta de 250.000 ejemplares como un gran triunfo? Pues porque Spider-man normalmente vendía 50.000 ejemplares al mes. 50.000 ejemplares en un país de 300 millones de habitantes. 300 millones de posibles lectores de comics, que simplemente ignoran deliberadamente la existencia de esos comics y deciden no leer. Se estima que el volumen total de comics impresos desde mediados de los años 90 ha descendido un 80% en los Estados Unidos de America...

¿El mundillo se acaba? Pues sí. Esta vez sí. Y el Amazing Spider-Man 700 será su epitafio.

Claro que ahora alguno dirá que en realidad lo que desaparece es el comic clásico en formato papel y grapa, sustituido por el formato digital. Y seguro que algún otro me saldrá con que el comic no importa mientras sigan existiendo Novelas Gráficas. Po fueno, po fale, pof malegro.

He estado haciendo unos cuantos cálculos. 250.000 ejemplares vendidos supuestamente es lo que se entiende ahora por un gran éxito de ventas. 250.000 personas de un total de 300 millones de habitantes apenas es un porcentaje de un 0,09 por ciento de la población. Menos de un mísero 0,09 por ciento del total del censo yanqui lee comic. ¿Cómo sobrevive una industria cuando sus productos no los consume ni tan siquiera el 1 por ciento de la población?

sábado, enero 12, 2013

No entiendo la GeekGirlCon.

Tras el incidente Mandy Caruso las feministas parecen empeñadas en prohibir a los frikis gordos y salidorros de las convenciones de comics. “Convention Creepers” que les llaman ahora. Les molestan porque les miran el culo cuando van disfrazadas con un bikini. Pero como parece que por el momento no hay forma de limpiar la Comic-Con de San Diego de creepers sudorosos y malolientes se han tenido que inventar una alternativa:


Me llama mucho la atención su lema. “The celebration of the female geek.” ¿En serio?

Verán, yo si voy a una convención de cómics es por los cómics, y si voy a una convención de videojuegos es por los videojuegos. Y espero que se hagan mesas redondas donde se hable de cómics y videojuegos. ¿De qué se habla en las mesas redondas de una Geek Girl Con donde se celebra la existencia de las geek girls? Pues supongo que hablarán de ellas mismas y de lo importantísimas que son.

Vamos a darle la vuelta al asunto. Imaginemos que existiera una Creeper Con… un lugar donde gordos grasientos adictos a los cheetos se reunieran para “celebrar la existencia de los fat ugly nerds”, donde se hicieran mesas redondas explicando lo importantisisisisisisimos que son los frikis gordos y feos para el buen funcionamiento de la sociedad. ¿Quién querría ir a un sitio así? ¿Para qué? ¿En serio haría falta una Creeper Con? O llámenla Expofriki si quieren. A mí lo que de verdad me importa es mi hobby. Y la gente que hace posible la existencia de ese hobby. Los autores y creadores. Pero sus consumidores pues como que me dan bastante igual. Para estar de charleta con la gente que se lee los cómics ya existen las librerías especializadas. Y para enterarte de chorradas y chismes sobre frikadas ya están los blogs. Y para ver gente fea ya existe Facebook. Nadie necesita una Creeper Con. ¿Entonces cuál es la razón para la existencia de una Geek Girl Con? ¿Cuál es el imperativo para la creación de tal evento? ¿Qué las hace tan especiales y tan únicas como para necesitar sentirse celebradas?

Pongámoslo peor. Imaginemos una Geek Boy Con. Donde celebrar la maravilla de la masculinidad de los frikis. ¿Qué cosas tendríamos que leer de las feministas? Imaginémoslo por un momento: “¡Vaya panda de machistas!”; “Odian a las mujeres”; “se juntan entre ellos porque tienen miedo de las mujeres”; etcétera.

En serio. Toda esta situación me parece ridícula y absurda. No puedo evitar recordar el episodio en que DeeDee harta de no poder entrar en el laboratorio de Dexter decide montar su propio laboratorio mil veces mejor con ponis y unicornios. ¿De veras hace falta? Que yo sepa absolutamente nadie le prohíbe la entrada a las chicas en las miles y miles de convenciones frikis que se celebran cada año. ¿Qué tanto molesta que dentro huela a sudor rancio? ¿Es eso?

jueves, enero 10, 2013

El gran timo de la normalización.

Me parece que la gente está usando mal la palabra “normalización”. Creo que el primero en usar esa expresión fue el autor del blog La Cárcel de papel (aunque igual puedo estar equivocado) y cuando hablaba de “normalización” en realidad estaba hablando de “normalizar” la presencia de los tebeos y del comic entre el gran público. No hablaba de normalizar a los frikis. Normalización significaba poder leer tebeos en el metro, leer comics en una cafetería y leer manga en los campus universitarios. Y sin que alguien te soltara la odiosa frase: “mírale, a su edad y todavía leyendo cuentitos.”

Y supuestamente quien nos traería la tan cacareada “normalización” sería Hollywood a través de las adaptaciones cinematográficas de las Novelas Gráficas de éxito. ¿Eso ha ocurrido? ¿Existe la normalización en el mundo del tebeo? ¿Los frikis ganamos la guerra como decían ayer los que están en la inopia? No. Rotundamente no.

No se leen más comics que nunca y en realidad los frikis perdimos por K.O. absoluto.

¿Qué es lo que realmente nos ha traído la maravillosa normalización? Peluches de Hulk, pantuflas de Spider-Man, pañales Marvel, La Barbie Supergirl y una tipa disfrazada de Green Lantern cutre anunciando productos fitosanitarios en una web de horticultura. Y la batamanta, claro. Pero la Bat-batamanta. La Batmanmanta. Discúlpenme por no sentirme contento…

Y ahora voy a volver a marear con las cifras de ventas de comic en los USA. Si no mareo con las cifras de venta en España es porque las he buscado por todas partes pero no hay ni rastro. Supongo que editar comic en España es llorar…

Estados Unidos tiene una población de 300 millones de personas censadas en 2012. Si la mitad de la población de los USA leyera mensualmente el comic de Spider-man, eso nos daría unas tiradas mensuales de 150 millones de comics. ¿Cuánto ha vendido realmente el trepamuros al mes durante el 2012? 50.000 ejemplares. Ya solo la isla de Manhattan tiene un millón de habitantes. Estoy convencido de que existen condados de la desértica Texas que superan de largo los cincuenta mil habitantes. Perdonen pero que Spider-man tenga esas cifras después de una trilogía cinematográfica a cargo de Sam-Raimi y un reciente reboot es para llorar.

Otro dato inquietante más… Spider-man es el personaje más popular de la Marvel y vende 50.000 ejemplares mensuales. ¿Sabéis cuanto vende al mes el comic de Mi Pequeño Poni? 80.000 ejemplares. ¡Tócate los cojones! ¿Cómo es esto posible? ¿El fenómeno bronie está desatado? Yo tengo mi teoría y es que hay gente que se compra el comic por puro coleccionismo, como si el tebeo fuera un simple merchandising más de la serie. Que se lo compran por tenerlo de recuerdo, pero que ni se lo leen… algo para decorar estantes. Y estoy convencido de que si alguna editorial sacara un comic de las Monster High las cifras se disparatarían y volveríamos a los tiempos de millones de comics vendidos al mes. De las Monster High se vende la mercadotecnia más variada, variopinta y absurda. Y cualquier cosa con el careto de las Monster High se vende como churros. Pero fíjate tú que cosas… no existe comic oficial de las Monster y no parece que ninguna editorial esté por la labor…

Otra teoría más. El comic con el careto de Obama vendió medio millón de ejemplares. Un primerísimo plano del presidente y el arácnido en una esquinita, casi fuera de plano. Bueno, pues mi teoría es que si repiten la jugada, pero poniendo esta vez en la portada a Kim Kardashian o a Snooki de Jersey Shore, Marvel volvería a vender otra vez un millón de tebeos del trepamuros. Vivimos tiempos mediocres.
Bienaventurados los que no conocen a Honey Boo Boo.

Por cierto… ¿cuánto creen que habrá vendido el tan mencionado número 700 con la muerte de Spider-man?

miércoles, enero 09, 2013

Los frikis perdimos la guerra de la normalización.

Parece mentira, pero todavía sigo dándole vueltas y más vueltas al tema de Tony Harris y la invasión de los falsos frikis.

Me he estado leyendo este post del weblog Es la Hora de las Tortas y a mí personalmente me saca de quicio:

Kikomic – Reflexiones de un friki / librero: ¿Normalización o no?

En especial me saca de quicio esta afirmación:

A ver, me puedo imaginar lo que le pasa a Tony Harris, creo que él aún tiene el síndrome de “la resistencia contra el imperio malvado”. Sigue pensando en esto como algo minoritario y “suyo” que vienen a contaminar desde “fuera” herejes y descreídos que no saben valorar los cómics como se merecen. Señor Harris, entérese de una vez: Hemos ganado la guerra, Fredric Wertham murió hace más de 30 años, los cómics son un medio respetado por el gran público en general.

¿Ganamos la guerra? ¿Qué guerra? Supuestamente la famosa guerra por la normalización del mundillo de los comics. Tal y como afirma el autor del post, vivimos supuestamente en el mejor de los mundos para un friki. Películas de superhéroes a tutiplén, adaptaciones de Tolkien, los frikis estamos de moda, series protagonizadas por nerds en la tele, chicas haciendo cosplay de supergirl, que si patatín y patatán.

Que sí, hombre que sí. Y ahora déjenme meter el dedito en la llaga de todo este asunto. ¿El cómic se ha normalizado? ¿Es algo aceptado por el gran público? ¿Venden los comics más que nunca? ¿Hay más lectores que nunca antes en la historia de la viñeta?

Un ejemplo:

El cómic más vendido de 1991 fue el X-Men número 1 de Jim Lee con más de 8 millones de copias vendidas. ¿Y cuál fue el cómic más vendido de 2012? El número 100 de Walking Dead con, atención agárrense los machos ante la apabullante cifra, más de 380.000 copias vendidas. Un comic que supuestamente es famoso gracias a la adaptación televisiva, no llega a superar el medio millón en ventas en los USA.

Por supuesto esta comparación es claramente capciosa y tendenciosa. En los tiempos en que los X-Men vendían 8 millones, en los Estados Unidos estaban en plena burbuja especulativa donde la gente se compraba los comics y no los leía... los metían directamente en cajas fuertes como inversión, pensando que dentro de 20 años esos cómics valdrían miles y miles de veces su precio original. “El cómic nunca baja” supongo que fue el lema general en los apestosos años 90. Hasta que alguien les desinfló la burbuja y entonces la gente se dio cuenta de que “habían comprado comics por encima de sus posibilidades”. Vale, podemos desechar el ejemplo del X-Men número 1, pues no es un ejemplo valido.

Pongamos otro ejemplo mucho más reciente...

En Enero de 2009 el número 583 de Amazing Spider-Man superó el medio millón de ejemplares vendidos. ¿Cuánto vendió el Amazing Spider-Man 677 en Enero de 2012? 57.186 ejemplares. Pasamos de medio millón a unas cifras que no llegan a los cien mil comics. En un país con más de 300 millones de habitantes. Y eso que se supone que Spider-man debería estar ahora mismito en el tope de la popularidad con 3 películas y un reboot…

Pero de nuevo estoy siendo capcioso y torticero. Resulta que en el 2009 el número 583 superó el medio millón de ejemplares porque… ¡salía Obama en la portada! Vamos, que a la gente leer el comic del arácnido le importaba un bledo. Solo querían llevarse un recuerdo del evento que supuso que por fin hubiera un presidente negro en yankilandia.
¡Compra comic, mamarracho! La sonrisa de Obama te lo ordena...

En fin, incluso después del desinfle de la burbuja especulativa en el mundo de los comics, se vendían unas cantidades de tebeos que hacen que las cifras actuales resulten de chiste. Por poner un ejemplo, tras el crash de 1996 los 4F seguían vendiendo cientos de miles de copias ¡Y yo he leído en blogs especializados que 2012 ha sido uno de los mejores años para el mundillo! ¿Ein? ¿Mande? ¿Me lo repita?  En la que supuestamente es “la mejor época para ser friki” tenemos cincuenta mil ejemplares de Spider-Man al mes y gracias. Cuando en los 90 Spider-Man vendía millones. Y en los 90 ni había películas, ni series de televisión, ni los frikis éramos populares, ni había normalización, ni gaitas. ¿Cómo es posible que se vendan menos cómics que nunca? ¿Ganamos la guerra? No señor Kikomic. La perdimos. Ha sido la mayor derrota de la historia.

¿Y quién ganó entonces la batalla de la normalización?

Las posers.

¡Jopetas, como mola ser friki!
Ahora las niñas pijas se pasean con camisetas de Spider-Man y Batman, y en vez del “te lo juro por Snoopy” ahora tendremos que escuchar el “te lo juro por Spidey”.

miércoles, enero 02, 2013

Las posers contraatacan.

Lo dicho. Las posers van a empeñarse y van a conseguir que a los frikotes nos tengan prohibido la entrada a las convenciones frikis por grimosos. De momento no han pedido formalmente nuestro baneo eterno, pero yo estoy seguro de que por ahí van los tiros. Para empezar ya se empeñan en querer cambiarnos y en decirnos como podemos y como no podemos comportarnos los que ya estábamos en esto del frikismo antes que ellas.

El video está en inglés pero ya os digo yo que se entiende todo por el contexto y el lenguaje corporal. Y lo que dicen es más o menos de perogrullo: “si ves a una chica haciendo cosplay, dile que su disfraz es muy bonito, que le sienta muy bien y que tiene buen gusto”. Vamos, que ni se te ocurra decirle algo como: “¡Mujera! Ese corsé que me llevas te sube las tetas hasta el cuello. ¡Jaca! ¡Ay omá que rica!”

En resumen: ¡Domesticaos frikis gañanes!

Que sí. Que en realidad el video es de broma, y que mucho jijiji y mucho jajaja, pero el caso es que ya nos han puesto un nuevo sambenito a los frikis. Si eres un friki y te quedas mirando el culo de las cosplayers entonces es que eres un convention creeper. Anotad el termino, que lo vais a escuchar mucho a partir de ahora. Y creeper tiene claras connotaciones peyorativas. ¿El Creeper no era un asesino en serie de una peli de terror chusta del año 2001?

Pues eso, que a partir de ahora esta será la conversación que escucharéis después de cualquier convención de comics:

— ¿Y qué tal la Expofriki de este año?

— Fatal. Estaba todo plagado de posers y creepers.

El tipo que sacó esta foto es un creeper. ¡CREEPER!
Por cierto, que la foto la he pillado de Land of Spoilers. Al cesar lo que es del cesar...