domingo, julio 01, 2012

El salto del tiburón de Marvel.


En First X-Men resulta que Lobezno y Magneto inventaron la Patrulla X antes que el propio Profesor Xavier. Unos X-Men antes de los X-men suena a salto del tiburón por parte de Marvel. Una serie salta el tiburón cuando cruza una línea que nunca debió de ser cruzada y a partir de ese momento su popularidad va cuesta abajo, de culo y sin frenos, hasta el punto de ser cancelada porque el público le da definitivamente la espalda. ¿Ha ocurrido esto ya con la Patrulla X? ¿Ha ocurrido esto con Marvel? Pues según mi modesta opinión, no. Todavía no. Marvel dará el salto del tiburón cuando concurran los siguientes eventos:

El salto del tiburón de Spider-Man: creo que ya he hablado de algo de esto con anterioridad en mi blog. Spiderman dará el definitivo salto del tiburón cuando Mary Jane se vea infectada por el simbionte Venom. El día que los guionistas decidan convertir a Mary Jane en la archinemesis del trepamuros será el día de abandonar para siempre al arácnido y sus tebeos.

Esto es una mala idea... en serio. Terrible.
El salto del tiburón de los 4 Fantásticos: este lo tengo muy claro. El divorcio de Reed y Sue. Los 4F son la familia Marvel por excelencia y el matrimonio de Mr. Fantástico y la Chica Invisible es sagrado. Todas las otras parejas Marvel pueden divorciarse, pero estos dos no. Punto. Y si la Marvel recurre algún día a este divorcio para aumentar ventas es que en Marvel han tocado fondo.

Hasta que las ventas nos separen...
El salto del tiburón de los X-Men: Lobezno gay. Y creo que no hace falta explicar esto. Ahora mismo está de moda que todos los mutantes sean gays. Y el Lobezno cinematográfico es un claro icono gay por culpa de Hugh Jackman y sus camisetas homoheterotransfugas. Y en el cine puede que decidan sacar al garras del armario para darles el gusto a sus fans de la otra acera. Pero si llegan a convertir a Lobezno en homo en los cómics de Marvel ese será el día de abandonar los tebeos para siempre. Es más, ese día prometo prenderle fuego a toda mi colección mutante.

Icono gay, icono gay. No se puede ser más gay.
El salto del tiburón de los Vengadores: todos los vengadores son negros. Ya hemos tenido un Iron Man negro y los de la Marvel ya se sacaron de la manga una miniserie con un Capitán América negro. Y ahora mismo Nick Furia es negro por culpa de la película. Tampoco descarto que en algún momento del futuro se inventen un Hulk negro, pero la gota que colmaría el vaso sería inventarse un dios del trueno afroamericano. El día que Thor sea negro espero que un rayo vengador caiga sobre la cabeza del gerifalte de turno de la Marvel.
Siente el poder del metal, baby.
El salto del tiburón de Hulk: Un Hulk arcoiris. Ahora mismo tenemos un Hulk verde y un Hulk rojo, pero próximamente tendremos a Hulk amarillo, Hulk azul, Hulk naranja y Hulk violeta. Y todos esos Hulks tendrán que fusionarse para combatir al mal definitivo o alguna chorrada similar. El caso es que de esa fusión surgirá el Hulk del arcoiris. Rainbow Hulk será el último clavo que clavaremos en el ataúd de Marvel.
 Rainbow Hulk Smash!
Marvel puede sobrevivir a la compra de Disney. Marvel puede sobrevivir a la muerte de Stan Lee. Y Marvel incluso puede sobrevivir a Bendis. Pero de lo que no se recuperaría nunca sería de dar estos cinco saltos del tiburón. Uno es improbable. Pero los cinco son imposibles. Y es por esto que digo abiertamente que Marvel nunca dará el salto del tiburón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario