domingo, septiembre 07, 2014

Pelis chungas que me superaron.

Me considero friki y cinefago. Pero hasta yo tengo mis límites. Reconozco que cuando empiezo una película intento verla enterita hasta el final, pero mis tragaderas tienen un tope máximo de basurancias fílmicas y en unas cuantas ocasiones he tenido que cortar una peli a los 20 minutos de empezarla.

Una pequeña lista de pelis con las que no pude aguantar ni un minuto más:

Ozone Droga Mortal: una peli gore malerrima a cuyo guion no le encontraba ni pies ni cabeza. En serio, no sé qué leches tenía esta película que me sacaba fuera de su visionado una y otra vez. Y no era por la violencia o por el gore. Era simplemente que no le encontraba ningún puto sentido a la puta película. Era como si el guionista y el director efectivamente estuviesen drogados los dos. Y que conste que yo me he tragado entera Cabeza Borradora de David Lynch. Pero es que Cabeza Borradora era como un mal sueño, mientras que Ozone era una mala película, punto. Creo que no aguanté más de 20 minutos. Una historia inconsistente que no se sabía si iba o si venía. Inaguantable.

Premutos: otra peli gore malerrima con un argumento pésimo. Era como si dos amigotes expertos en efectos especiales hubiesen rodado un montón de secuencias gore sin sentido, para probar su técnica y sus conocimientos en FX para hacer sangre falsa, y luego lo hubiesen intentado juntar todo en una peli, con un mínimo hilo argumental paupérrimo. Otra que tuve que cortar a la mitad porque simplemente mi cerebro desconectaba intentado escapar del maltrato.

Nekromantik 2: una peli sobre necrofília. Creo que la pillé en su momento en el videoclub por la caratula que era bastante molante, pensando que sería la típica peli de terror de apuñalamientos. Pero cuando vi de que iba realmente la cosa, enseguida me hice la pregunta: ¿realmente quiero ver esto? Ni que decir tiene que la respuesta fue que no. La devolví sin rebobinar siquiera.


Me parece que sé lo que gritasteis el último viernes 13: Una parodia que salió a rebufo de Scary Movie, intentando aprovechar su éxito, sin lograrlo. Recuerdo que la pillé en el videoclub porque salía Tiffani-Amber Thiessen en la caratula, y esperaba ver pechotes. Supongo que esta fue la peli que hundió definitivamente en el barro su carrera como actriz. Jamás he tenido el disgusto de sufrir peor tortura. Una comedia que no tenía ni puta gracia y con eso ya está todo dicho. Una sucesión de chistes y gags metidos a barullo, pero sin pizca de humor y eso es lo peor que puede decirse de una comedia. Más que a barullo tendría que decir a zurullo. Chistes a zurullo. Porque esta peli es un zurullo grandísimo y eso que yo he sido capaz de tragarme en la tele engendros como Disaster Movie un día malo de aburrimiento. Otra que devolví al videoclub sin molestarme en rebobinarla. Y debo decir que esta es la que corté más pronto. Aunque parezca mentira, con las pelis cutres de terror gore de arriba al menos intenté aguantar 20 minutos o así. Pero con está corté a los 15 de lo tremendamente subnormonguer que era todo. Que saliese el nombre de Tom Arnold como actor destacado en la caratula ya tendría que haberme avisado de la porquería que me esperaba.

La Familia Stupid: Tom Arnold me supera. Me irrita. Me enerva. Es superior a mis fuerzas. Mira que me he tragado comedias descerebradas y meningíticas hasta el final. Pero con Tom Arnold me siento como los nazis abriendo la tapa del Arca Perdida. Me refiero a la parte en la que explotan cabezas y las caras se funden y se derriten. Bueno, pues con Tom Arnold lo que sientes es como si se derritiera toda tu inteligencia. Tus neuronas chorrean por las orejas. Tom Arnold mata más neuronas que el Bacardi con Coca-Cola. Ni que decir tiene que nunca más. Seguro que hay más comedias en la filmografía de Tom Arnold, pero no pienso volver a darle el beneficio de la duda. Ni por asomo.

Ernest Scared Stupid: pongo esta como ejemplo, pero en realidad debería listar todas y cada una de las pelis del pesao ese, que todo el rato mira a la cámara y repite una y otra vez Hey Vern! Hey Vern! Hey Vern! Lo tristísimo es que el actor Jim Varney fue un cómico de éxito, en vida, en los Estados Unidos y sus pelis incluso tienen legiones y legiones de fans por yanquilandia. Pero su humor debe de ser muy especialito y muy americano, porque en el resto del mundo nunca jamás se comió un torrao. Creo que sus películas no están siquiera dobladas al castellano. Ernest Scared Stupid se podría traducir como Ernest estúpidamente asustado, pero perfectamente la podríamos traducir a lo cazurro como “Ernest es Cara Estúpido”. Si ver sus pelis es ya todo un completo dolor, imagínate intentando vértela con subtítulos panchitos, con el nivelón propio de ciertos fansubs, que parece que hayan traducido usando el español del google translate. Ni diez minutos pude aguantar con esta. No por casualidad la cara de Jim Varney haciendo muecas en esta peli, sirvió como inspiración para la trollface de los rage comics de 4chan. Y para colmo en esta peli se supone que lucha contra un troll escapado de las peores pesadillas de David el Gnomo. Trolleada máxima. La cinefagia tiene sus límites y Jim Varney los supera todos.

Hey Vern!¿Preparado para una sesión de sodomización cinefaga?
Y ahora que lo pienso, tampoco soy capaz de tragarme las chapuzas fílmicas de la Troma. Y tampoco puedo con el cine gafapaster. Ni con las pelis esas rarunas de animación experimental que hacían en los países de más allá del telón de acero, cuando todavía existían los países comunistas. Aunque me he tragado muchas pelis chungas enteritas, la verdad es que no soy tan cinefago como yo me pensaba…

Este post de hoy se lo dedico a Paco Fox por reconocerme en el Facebook que no pudo aguantar ni diez minutos de RAPE ZOMBIE. Yo a lo mejor me arriesgo con ella un día de estos…

Editado: Algún anónimo me ha dejado un comentario argumentando que les estoy exagerando. ¿No os creéis que estas pelis sean realmente tan malas? Bien. Supongamos que alguien me retase. Un reto como este: “Te reto. Escoge. Entre verte enterita alguna de las pelis de esta lista o un escupitajo en los ojos, ¿qué escogerías?”. Entonces yo respondería: “¿El escupitajo tiene ébola o no tiene ébola?”. Si no tiene ébola entonces escojo escupitajo. La sensación del esputo viscoso directo contra tu pupila tan solo dura unos segundos. ¿Y si el escupitajo viene con ébola? Bueno, pues en el caso de que tuviera que tragarme enteritas toooodas las pelis de la lista en una sesión basuratón… pues creo que hasta me lo pensaría. Y si dudas entre película o ébola es que ya no hay nada más que añadir.
Sí. Realmente son tan malas…

11 comentarios:

  1. ¿Estás equiparando a Tom Arnold con la necrofilia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Totalmente. Cualquiera que se haya reído con la Familia Stupid merece ser soliviantado por mil diablos necrófilos con la cara de troll de Jim Varney.

      Eliminar
  2. Exagerado. Creo que exageras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no ha quedado bien clara mi postura. Creo que voy a editar el post para dejarlo todo meridianamente claro.

      Eliminar
  3. Te dejo una crítica de Premutos acorde con tamaña propuesta fílmica.
    http://comohagoesto.wordpress.com/2014/07/27/critica-o-algo-asi-premutos-el-angel-caido/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Crítica correcta y muy acertada. La subscribo. Especialmente la parte que dice:

      “Si de verdad tienes intención de verla, lo cual indica muy poco acerca de tus perspectivas no solo cinematográficos, sino vitales y básicas, te diría que da ABSOLUTAMENTE IGUAL en qué punto empieces, termines, lo dejes para cocinar o te vayas a dar una vuelta para volver después. NO IMPORTA ABSOLUTAMENTE NADA porque NADA TIENE SENTIDO O COHERENCIA con lo que sucede a continuación.”

      Esa era la sensación que tuve yo durante mi fallido intento de visionado. El autor de ese blog se la ha visto entera, por tanto opinará con mucho más conocimiento de causa.

      Eliminar
  4. Creo que podríamos formar un grupo, en plan alcohólicos anónimos, llamado “Yo también intenté ver Premutos y fallé con mi vida”.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo creo que la Familia Stupid no es tan mala.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que estamos hablando de manías y fobias. Yo es que le he cogido manía a Tom Arnold y no puedo superarlo. Punto. En realidad la Familia Stupid parece cine clásico si la comparamos con la de Premutos o la de Ozone. Si Premutos u Ozone, en vez de ser pelis gore supercutres malerrimas fuesen gafapastadas rodadas en Francia por un director iraní en el exilio, seguro que los de cahiers du cinéma las estarían recomendando por su originalidad a la hora de alterar las estructuras narrativas formales del relato cinematográfico o alguna otra gafapastez semejante, como que son pura deconstrucción narrativa (y digo deconstrucción cuando quiero decir desmembramiento narrativo con motosierras).

      Eliminar
  6. Para tu información, en el blog de Paco Fox, Vicisitud y Sordidez, son defensores de la Familia Stupid. O por lo menos lo eran en el pasado. XD

    ResponderEliminar