miércoles, diciembre 19, 2012

¡Basta ya de mentiras, por favor!


Ya estamos con las pamplinas de siempre. Las películas de acción son muy violentas, las películas de terror son muy sangrientas, los jóvenes escuchan rock satánico, los videojuegos sirven de entrenamiento para perpetrar matanzas… ¡basta ya de toda esa basura por favor!

Qué fácil es echar balones fuera. Qué cómodo es contar con los chivos expiatorios de siempre: la culpa es de los videojuegos, la culpa es de la música heavy, la culpa es de los juegos de rol. Ese argumento para lo único que sirve es para desviar la atención del verdadero problema. ¿Saben qué hubiera evitado la matanza del colegio? Prohibir la venta y tenencia de armas de asalto y munición de guerra. Si la madre del asesino no hubiese tenido un arsenal militar en casa, esto no hubiera pasado. Lo verdaderamente problemático es que en los Estados Unidos hay familias que tienen en su hogar almacenadas metralletas, subfusiles y hasta bazookas. Lo verdaderamente problemático es que en los Estados Unidos hay armerías que venden munición de punta hueca para uso doméstico. ¿De verdad necesitan los americanos tener en casa una ametralladora que dispara munición antitanque? ¿Para qué? ¿Para cazar osos mutantes gigantes? ¿Para cazar dinosaurios? Y lo verdaderamente deleznable es que, en yankilandia, haya padres que lleven a su hijo de 3 años, a un campo de tiro, para que dispare un rifle y se vaya acostumbrando al tacto y al uso de armas letales. Qué no me vengan ahora los tertulianos pamplineros de siempre con la bobada de que el chaval jugaba a videojuegos o veía pelis de zombis. ¡Por favor! Ya se ha demostrado de sobra que tales argumentos para lo único que sirven es para hacerles el juego a los de la Asociación Nacional del Rifle. ¡Qué Obama se moje de una vez y cambie las leyes americanas respecto al uso y tenencia de armas! Pero mientras la cosa no cambie y cualquiera pueda tener un arsenal en su puto comedor, estas masacres y estas tragedias les seguirán ocurriendo todos los años. Aquí en Europa una masacre de esas pasa igual una vez cada diez años. En los Estados Unidos de América tienen masacres y tiroteos prácticamente cada mes. ¿Nadie se da cuenta de esto? La diferencia entre Europa y América es que aquí la tenencia de armas está muy regulada y controlada. Y mientras no se den cuenta de esta verdad de perogrullo, la cosa no cambiará para nada y las masacres navideñas serán una tradición anual por aquellas tierras. ¡Y dejen en paz ya de una vez a los dichosos videojuegos! Con el ocio lo único que se mata es el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario