sábado, enero 21, 2006

Lo que NO me trajeron los Reyes Magos.

Queridos Reyes Magos:

Os perdono que este año no me hayáis traído la estatuilla de Cthulhu de Sota Toys que os pedí en la carta. Reconozco que un bicho tan feo podría haberos asustado a los dromedarios o algo peor, como lo que le ocurrió a Papa Noel, que al verla exclamó Cthulhu Ftnag!!! y estrelló el trineo con los renos, pero lo que sí que no os pienso perdonar, de ninguna de las maneras, es que os hayáis quedado con la estatuilla de Emma Frost, con el uniforme vintage de su época como Reina Blanca en el Club Fuego Infernal, de Diamond Select. ¡Devolvédmela! Mis espías gallivespianos me han informado que Baltasar la acapara para él solo y que está haciendo cosas sucias con ella. ¡Será mal nacido!



Os perdonaré si el año que viene en vez de la estatuilla, me traéis a una Emma Frost de tamaño natural...

Sin más se despide:

Un tipo que ya no cree en los Reyes Magos. ¡Adiós!

No hay comentarios:

Publicar un comentario