lunes, noviembre 21, 2005

¿Es Mística transexual?

En el número 7 de la limited de Mística, publicada por Panini, nos encontramos a nuestra mutante cambiaformas de piel azul persiguiendo a una mulata por las alcantarillas de Río de Janeiro, para recuperar un objeto robado. Mística le da caza y cuando parece que va a liquidarla despiadadamente, descubre algo inesperado y se detiene. ¿Qué? Observen la imagen de más abajo y lean los diálogos detenidamente, por favor. (Click en la imagen para verla en grande)



¡Sorpresa! La mulata resultó ser mulato. Estaba persiguiendo a un transexual a medio operar. El caso es que Mística se apiada del tipo y lo deja marchar. Al fin y al cabo ha logrado recuperar el objeto robado y aquí no ha pasado nada...

¿Verdad?

Pues sí que ha pasado algo y por si no nos hemos dado cuenta, el guionista Brian K. Vaughan nos lo explica por boca de otro agente secreto de la competencia, Shepard. Lean, lean...



Según Shepard, Mística le ha perdonado la vida al transexual porque la mutante es incapaz de dañar a alguien si se siente identificada de algún modo con su objetivo. ¿Qué pueden tener en común Mística y el transexual? Según Shepard: “el estar confuso y asustado de su propio cuerpo”. ¿Está Mística asustada de su cuerpo? Mística nos ha dicho por activa y por pasiva que si es azul con el pelo rojo es porque ella quiere ser así. Ella escogió ser diferente ¿Y si aparte del color de piel y de pelo Mística escogió cambiar otras cosas de su anatomía que no le gustaban? ¿Estuvo alguna vez Mística “atrapada en el cuerpo de un hombre”? Los mutantes desarrollan normalmente sus poderes en la adolescencia, por lo que Mística en su infancia (es más que probable) carecía de poderes y por tanto no podía cambiar un cuerpo con el que, supuestamente, “no se sentía a gusto”. ¿Nos descubrirán los guionistas de la Marvel algún dato más “revelador” acerca del enigmático comentario de Shepard? ¿Sabremos algún día cual era el verdadero aspecto de Mística durante su infancia? Es más... ¿realmente nos interesa saberlo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario